Saturday, December 21, 2013

CABREO 2.0


Desde la sinceridad y sin censuras... mis días de paz han acabado. 

Mi cerebro y yo, debatiendo un día, decidimos que merecíamos un descanso... algo relajaíto.
Las gentes de dinero se van a un spa, yo me saco los pinceles y empiezo mis días de paz antes de tener que sentar el culete 24/7 en la silla y practicar mis técnicas de estudio extrañas. 

El primer paso fue ir a comprar lienzos que me daba una pereza más que terrible, pero... fui. 
Ya después vinieron las complicaciones... no sé en las casas de los demás, pero yo basta que quiera hacer magdalenas para que mi madre haya decidido que los moldes están mejor guardados en la cocina de la vecina, o basta que quiera pintar para que mi madre guarde las pinturas como si las fuera a robar alguien.
Lo de la cocina pase porque es la jefa de ese territorio, es la que distribuye los dulces y pone Iker Jiménez en la tele... pero lo de mi habitación... acabáramos!
Una se va de casa y le cambian el feng shui del cuarto y todo y a mi me crea energías negativas tener que preguntar donde están mis cosas... También está eso de que la pregunto y es incapaz de darme unas coordenadas, tiene que venir ella en persona y darme el material, como si yo fuera tonta y no entendiera la orden ''en el armario de arriba''. 

Total, que eso ocurrió... adquirí mis amadas pinturas, pero claro, como iba a ser tan fácil ponerme a la tarea.. estaba ya sentada, con todo colocadito y voy a abrir el barniz del disgusto y tapón atascado.
Esta vez a molestar a padre para que me de unos alicates, que, mira tu por donde, yo conocía la localización de los susodichos pero estaban en una caja de metal que tiene dentro más cacharros que el hombre de bricomania y además en un altillo... y yo ya no me atrevo a que se me caigan más cosas en la cabeza, no me la juego. 

Ya me olía yo que el bote de barniz no iba a ser lo único que no se pudiera abrir ni con un primo de zumosol, así que adopté los alicates como si fueran un pincel más...
A partir de aquí todo bien, apañandomelas con 4 pinceles despeluchaos porque los pobres somos así... sufrimos en silencio y pintamos con lo que podemos.. (en realidad me he quejado en múltiples redes sociales a ver si alguien me regala unos pinceles nuevos, porque estos ya han vivido mucho).
Como conozco muy bien a las personas que me dieron la vida y no quería que tocaran nada por la mañana, les dejé un cartel ''METED LOS PINCELES EN AGUARRÁS XFA'', no es que sea una vaga, que un poco si... pero es que no se donde está nada en esta casa y a las 5 de la mañana, que es cuando yo me inspiro, no les iba a despertar para ver donde estaba el aguarrás.
Lo gracioso ha sido cuando mi padre ha venido esta tarde y me ha dicho que no encontraba la marca de aguarrás 'xfa', historia real. 

A la hora del té, estaba yo tranquilita, sin hacer ruido, llegando al nirvana... y han acabado con la paz en pareja, para hacerme una encuesta o algo así y concienciarme de los peligros del barniz abierto y de cómo puedo morir o peor, colocarme. 

Y ahora, ahorita mismo, acaba de ocurrir la tragedia.
Tenía un nuevo lienzo en blanco y estaba dispuesta a crear un nuevo estilo artístico.. pero ha llegado mi madre de nuevo para repetirme que el barniz es peligroso y voy a morir.. total, que no sé si el universo, el propio barniz, o los poderes mentales de mi madre... pero el bote ha muerto.
Ha decidido derramarse por todo el suelo de la habitación y acabar con mis sueños... yo llorando la pérdida, mi madre con un trapo preocupadísima por la salud del suelo..

Se me ha ido toda la paz, el demoño de los olores que colocan me ha poseído y en un arranque de ira he metido los pinceles en el aguarrás (que no es de la marca 'xfa' porque no existe, pero es puro).
Me he vuelto loca y he declarado que no pinto más hoy, pero es mentira... cuando se me pase el enfado místico volveré a la carga que creo que se me ha salvado un tapón de barniz... (cotizado ahora en mi habitación como sangre de unicornio)

Pero sigo muy enfadada. 




No comments:

Post a Comment